Islas Pakleni

Si visitas la Isla de Hvar no puedes dejar de ir a alguna de las Islas Pakleni, son 20 islas e islotes que se hallan muy cerca de la imponente Hvar. En unos 20 minutos podrás llegar utilizando los servicios de taxi bote u otras embarcaciones que te llevan hasta ellas.

Los griegos nombraron estas islas como las Pakleni por la gran abundancia de Paklina, una especie de resina natural que se obtiene de los árboles y que servía para barnizar los cascos de las embarcaciones.

IMG_20150609_140504816

Pero a las Pakleni les acompaña una leyenda de dioses, dicese que el Archipiélago se creó por el semen de Poseidon, debido a que el celoso Zeus interrumpio el acto sexual con una ninfa de la cual estaba enamorado, sus habitantes cuentan esta leyenda a los visitantes que escuchan atentamente, también se las llama las Islas diabólicas, al parecer por la forma que tienen de de tridente del diablo, ya veis, unas islas muy misticas.

Las islas más conocidas del archipiélago son Isla de Sv. Jerolim, por su playa nudista, una de las primeras en practicar el nudismo en Europa, aquí existen las y pequeñas playas rodeadas de vegetación, en gran mayoría pinos que nos proporcionan buena sombra en días de mucho calor. En la playa de Sv. Jerolim podremos tomar un refresco en alguno de sus establecimientos.

Otro lugar muy famoso es la Isla de Marinkovac, aquí también se practica el nudismo, aunque también hay “textiles”, en la isla hay tres pequeñas playas, la más concurrida es Stipanska, lugar de recepción de pequeñas embarcaciones taxis, podremos pasar una mañana sumergidos en aguas transparentes y luego tomar algo en un restaurantes. Muy cerca está la Cala de Zdrilica, aquí muchos famosos acuden a comer en su restaurante.

IMG_20150609_201913809

La Isla de San Clemente es la más grande y quizá la más conocida de las Pakleni, la entrada a la bahía opuesta a Palmizana es espectacular, recuerda a calas de Menorca como la famosa Turqueta, aquí las aguas turquesas nos acompañan hasta la orilla con su estrecha playa de piedra y sus varios restaurantes chic. Desde aquí podemos atravesar la isla hasta la marina de Palmizana a través de una especie de Jardín repleto de cactus y plantas, allí en la marina el ambiente marchoso es notable.