Isla de Krk

Una de las islas con más actividad de Croacia es la Isla de Krk, situada en la bahía de Kvarner. Su extensión abarca 420 Km2 siendo una de las más grandes del país. Si arribamos en Krk no nos dará tiempo a aburrirnos ya que son muchas los pueblos que podemos visitar, conocer sus playas y disfrutar de un ambiente especial.

Krk es la isla que mejor comunicada está con tierra firme, ya que está unida con tierra a través de un puente de peaje que se jacta de estar en el libro guinness de los records por contener el arco de cemento más grande del mundo.

La mayoría de los visitantes de esta isla deciden pasar un par de días en diferentes ciudades para conocer la esencia de toda la isla, son 68 las poblaciones que existen aquí, por ello muchos utilizan medios de transporte como la bicicleta para recorrer estos lugares. Pero también podemos hacerlo alquilando un coche o con excursiones concertadas.

El clima de Krk es muy suave, la temperatura en los meses de verano está en torno a los 23º, siendo la temperatura del agua marino de 23-25º, sin duda un clima muy mediterráneo. Krk cuenta con más de 2500 horas de sol al año y los vientos que invaden la isla son el siroco y la bora.

Lo primero es visitar el centro neuralgico de la isla, la ciudad de Krk, sin duad es una urbe en el que se gestiona toda la actividad de la isla. Su arquitectura es basicamente religiosa, vemos la Catedral de la Asunción y sus dos iglesias, la de Santa Margarita y San Quirno, además de la torre del campanario que data del Siglo XVIII.

Dentro de la ciudad notaremos la esencia romana, ya que se conserva muy bien la estructura de aquella época. Vemos el castillo de Frankopan, la Plaza de la Torre y la Plaza del mercados. El Ayuntamiento del S. XV se adorna de una fuente renacentista.

Por Peter Mousolino

Otro lugar espectacular es la cueva de Biserujka, muy cerca de Dobrinj, esta ciudad es la única que no está al lado del mar, y si queremos descansar y a su vez curarnos de alguna dolencia ósea acudimos a Soline, uno de los golfos más importantes de la isla del que se dice que existe un fango medicinal. Hallaremos un embarcadero para pequeños navios y un astillero en Klimno.

Además en Krk hay dos lagos que son el Jezero y el Ponikva, que os recomendamos visiteis, estos lagos se nutren en parte de sus tres rios el Veli o Dobrinjski Potok, el Vretenica y el Vela Rika. Alrededor de estos rios veremos que predominan los paisajes boscosos y las extensiones repletas de olivos y viñedos, sin duda un nostalgico escenario.

En algunas de sus playas veremos la bandera azul y es que Croacia cada vez se preocupa más del medioambiente y dedican muchos de los ingresos del turismo a la preservación y conservación del medio ambiente, por ello ondean estas banderas en la playa de Punat Marina, la Gran playa de Baska, en Jezavac, la playa de Lukobran y la playa FKK Politin Koralj.

Por Cookie 2000

Nombramos otras ciudades conocidas de Krk como es Omisalj, se situa en Vela Stena, concretamente en un acantilado con 85 metros de altura sobre el nivel del mar. Omisalj es el primer asentamiento de la isla después de la capital que es Krk. Veremos la iglesia de la Asunción, las ruinas de una basilica cristiana de principios de siglo, y los restos romanos de Fulfinum en Sepen Bay Mirine. Podremos visitar la Iglesia de Santa Elena, en ella veremos reproducciones de escritura glagolitica, que es un antiguo alfabeto de Croacia para poder traducir al eslavo la biblia.

Otro lugar a visitar es Njivice, se situa a unos 10 km. Del puente que une Krk con tierra, en la bahía de Beli Kamik, es un encantador pueblo marinero en el que pasaremos una velada tranquila paseando por su puerto y sus calles empedradas.

Una de las ciudades más importantes de Krk es Malinska, se encuentra a unos 15 km. Del famoso puente de Krk, es un lugar muy turístico con una bahía espectacular, ofrece todos los servicios a los viajeros. Los monumentos a visitar son la Capilla de San Nicolás con su galeria y la iglesia de San Apolinar.

Porat-Vantacici, en los alrededores de Malinska podemos visitar el monasterio franciscano y la iglesia de Santa Maria Magdalena que data del año 1,500. En el monasterio hay museo que conserva la antigua biblioteca, la colección etnográfica y una antigua prensa de oliva, y una colección de Glagolitic, monumentos de piedra.

Seguimos nuestro recorrido por Vrbnik, nos dirigimos al sureste de Krk, a unos 37 km. De Krk, otra ciudad que se ubica en un gran acantilado, este lugar es famoso por su dedicación a la producción de vino, por lo tanto no debemos perder la oportunidad de probar el Vrbnicka Zlahtina. Cerca de aquí está Risika, podemos pasar una jornada playera después de desgustar un buen vino en la playa de Sv. Marko Bay.

En el norte de Krk se ubica Glavotok, este lugar es la naturaleza en su pura esencia, se trata de una reserva forestal con muchas especies de árboles protegidos. Un paseo por este lugar nos inspirará relax, en el pueblo podemos visitar la Iglesia de la Inmaculada Concepción.

Otra de los lugares a visitar es Punat, se situa a unos 35 km. De Krk y es uno de los centros turísticos más importantes de la isla y de toda la costa adriática. Dada su situación geografica, al sur oeste, tiene lugar una de las mejores producciones de aceite croata, encontraremos muchos mercadillos y un ambiente excelente.

Todos estos lugares son expertos en el arte de la pesca con lo que degustar pescado y marisco será algo obligatorio, en Stara Baska lo haremos de buen gusto y es que este pueblo que se encuentra a 10 km de Punat nos ofrece un pueblo marinero con terrazas en los que nos ofreceran grandes manjares. El entorno es espectacular si nos dirigimos a su desierto de piedra rodeado de acantilados majestuosos.

En Baska y Jurandvor podemos parar para disfrutar de su gran playa, y tambien conoceremos algo más de ls historia de Croacia ya que se halló la piedra que contenía la inscripción Glagolitic, fundamental para la literatura y lenguaje de Croacia, en la Iglesia de Santa Lucia.

Si acudimos a alguno de estos pueblos durante sus fiestas veremos que el ambiente se crea a través del folklore croata, los lugareños tocan el Vernáculo Sopile, un instrumento de viento típico de la zona. Además durante el verano se celebra el Festival de Folclore y Tradiciones en la Sopile.
En julio y agosto podremos disfrutar del Festival Internacional de música clásica, ópera, ballet, y teatro.

La gastronomía de Krk se basa en el marisco y pescado cocinado de innumerables formas, probaremos gambas, bogavantes, necoras y otros manjares del mar. El queso de oveja es uno de los protagonistas de Krk, un sabor fuerte y especial que nos entrenará el paladar para proseguir probando platos de pasta como el Surlice, Njoki, Makaroni acompañado de Prociutto. Estas recetas se aderezan con aceite de oliva de la zona y regado con un buen vino blanco como el Vrbnicka Zlahtina.

La Croacia ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Krk