Pasteleria en Croacia

A veces visitar una ciudad no sólo es acudir a sus museos, observar sus monumentos o disfrutar de su paisaje, en Zagreb hay algo que no se nos puede escapar, probar sus pasteles. En toda Croacia se elaboran obras de arte gastronómicas, concretamente en Zagreb deberíamos visitar una de sus pastelerías más antiguas, el Cake Shop Orijent, fundada en 1936, por el maestro Zulfi Tahiri, un negocio familiar que hoy en día innova en lo que a dulces se refiere.

Por Tamara Novacoviç

No sólo importa el sabor, sino el diseño de los mismos. Obvia decir que son productos totalmente artesanales, con los mejores ingredientes croatas, sin aditivos, ni conservantes y por supuesto sin colorantes.

Sus tartas son espectaculares, un espectáculo visual sin duda, pero otro de sus productos estrella son los “macarons”, un pastel originario de Francia que obtiene un gran éxito entre sus clientes. esta especie de pastas lo podréis encontrar en cualquier pastelería de Croacia.

Por Tamara Novacoviç

El limón, las almendras, las fresas, cacahuetes, chocolate, cerezas, mazapán, lavanda, calabaza, agua de rosas… son ingredientes que hallaremos cuando degustemos estos manjares.

Aquellos que visitéis Croacia, además de comprar como souvenir la patriótica corbata, no lo dudéis y llevaos una cajita con estos trocitos de paraíso, seguro que os lo agradecerán.

Por Tamara Novacoviç