Lagos Plitvice – Parque Nacional Unesco

Plitvice podría ser conocido como el Paraíso de los Agua, ya que cuenta con 16 pequeños lagos, además de múltiples cascadas y arroyos. Declarado Parque Natural por las autoridades de la antigua Yugoslavia en 1949, los Lagos de Plitvice han recibido el reconocimiento de la UNESCO como reserva natural desde 1979.

Plitvice
Cascadas de los lagos de Plitvice

El parque de Plitvice cuenta con 30.000 hectáreas de naturaleza impoluta. Si elegimos visitarlo entre semana y a primera hora cuando la “población” de turistas es menor, la contemplación  de la mayor cascada del parque, de76 metros de caída libre, o los bosques de hayas producirá un efecto de paz que dificilmente nos podrá llegar con turistas alterando el silencio.

Plitvice es sobre todo hayas (un 75%), bastante abeto y poco pino. Además, sapos amarillos,  un puñado de linces, ciervos y carabos, todos ellos escondidos de los peaones dePlitvice.

En los paneles de entrada al parque de Plitvice la palabra más frecuente es travertino. Se refiere a ese milagro que convierte el musgo en roca conforme el agua va depositando cal y cal.

Los 16 lagos resultantes están bautizados según los ahogados que las leyendas cuentan bajo sus aguas. Uno es el lago del Gitano; otro, el de la Abuela; también está el del Pastor Mile, y más cerca, el más grande de todos, el de las Cabras. Tiene 2,5 kilómetros de largo, una distancia más que razonable para hundir el optimismo de 30 cabras que confiaron demasiado en la fortaleza del hielo al huir de los lobos. Con mayor prudencia, hoy es posible cruzarlo en barca.

Bajo estas pozas hay además joyas como el curioso cangrejo de río Astacus astacus, que utiliza el material calcáreo para revestir su caparazón haciéndose cada vez más de piedra. Y el proteo, una insólita salamandra que sólo habita por estas cuevas, sin ojos y sin pigmentación alguna, toda de color carne, como Dios la trajo al mundo.

Plitvice fue, según la cartografía antigua, “el jardín del diablo”. Hoy ha recuperado su esplendor de edén, a pesar de haberse convertido en otro infierno durante la guerra, cuando guerrilleros serbios secuestraron el parque y amenazaron incluso con volar sus lagos. Por fortuna, la sangre no llegó al río. El rojo nunca ha sido un color dominante en la amplia paleta que muestran las aguas de Plitvice. El color de estos lagos puede ir desde el gris espejo de estanque finlandés hasta los transparentes turquesas de playa caribeña. El agua cambia de color de hora en hora y de orilla a orilla. Todo depende de mil factores, como la cantidad de minerales y organismos de las profundidades, las lluvias, el musgo o el ángulo de la luz.

El Parque está dividido de forma natural en la zona del Lago superior y el Lago Inferior. En la parte superior encontramos un total de 12 lagos, Proscansko, Ciginovac, Okrugljak, Batinovac, Big Lake, un lago pequeño, Vir, Galovac, Milino, Gradinsko Lake, Big burget y Kozjak. En esta zona encontramos también numerosas cavidades, por lo que se le conoce como el Parque de la Cueva, aunque existen pequeñas escaleras para accer al interior de algunas cascadas, hoy en día no es posible su visita. Cerca de el lago Burg, podréis observar los restos de una central hidroeléctrica que prentendió aprovechar los recursos naturales, pero que finalmente no funcionó.

El sistema inferior de los Lagos acoje cuatro lagos, que son, MIlanovac, Gavanova, Kaluderovac y Novakovic Brod. En esta zona casi todos los cañones alcanzan los 40 metros de altura dotando de una belleza extrema a este lugar. Un camino adecuado para los visitantes bordea el Lago Milanovac, practicamente en el aire podemos pasar cerca de una de las Cascadas más importantes, Milka Ternina, que fue uno de los cantantes de ópera más famosos de Croacia. En la parte inferior se encuentra la llamada Gruta Azul que alberga numerosas leyendas en su interior.

Plitvice
Vista aérea de los lagos de Plitvice

Cómo planificar tu visita los Lagos de Plitvice

Es cierto que visitar el Los lagos de Plitvice en un sólo día es una tarea complicada, ya que lo ideal es destinar un par de jornadas para disfrutar al máximo de todo el entorno natural.

No es imprescindible reservar la entrada al Parque, unicamente si se visita en grupos hay que hacerlo previamente.

La entrada incluye el paseo en Barco Eléctrico y la visita panorámica en tren.

Se puede añadir a la entrada el alojamiento, en uno de los hoteles de las inmediaciones.

Existen varios parkings para los visitantes previo pago.

En todo el parque existen más de diez restaurantes y/o buffet, dónde podemos degustar diferentes platos.

Se permiten las visitas con perros, siempre y cuando estén atados en todo momento con su correa.

Plitvice
Aguas turquesas de los lagos de Plitvice

Excursiones a los Lagos de Plitvice