Islas Dálmatas

Croacia es un país de islas, hay 1244 islas en todo su territorio marítimo, aunque la mayoría de ellas están deshabitadas. Sin duda las Islas de Dalmacia son uno de los mayores atractivos de Croacia, ya que la mayoría de ellas se pueden visitar en barco desde la costa, sobre todo desde las ciudades más importantes cómo Dubrovnik y Split, aunque también hay excursiones desde lugares cómo Sibenik, Trogir, Zadar...

ISLAS DÁLMATAS DE SUR A NORTE

Una de las islas dálmatas más accesibles es Lokrum, situada al sur de Croacia, practicamente frente a Dubrovnik. A ella se puede llegar en taxi bote desde el puerto de Dubrovnik ya que se encuentra muy cerca de la costa. Muchos viajeros que visitan la ciudad amurallada deciden hacer una excursión hasta Lokrum y conocer los escenarios de la famosa serie internacional “Juego de Tronos”. Es una isla que no está habitada, pero que tiene mucha vida debido a la afluencia de visitantes. También se puede llegar hasta ella en kayac, toda una experiencia que no te puedes perder, además no te olvides de las gafas y el tubo de buceo para poder hacer snorkel en sus cristalinas aguas. En su interior hay un lago llamado Mar Muerto que también es un reclamo para los viajeros.

La isla de Lokrum se observa perfectamente desde lo alto del Teleférico de Dubrovnik

Un poco más al norte de Dubrovnik se ubica el Archipiélago de las Islas Elafitis, que lo componen las islas Kolocep, Lopud, Sipan, Jakljan y Olipa. Las más accesibles son Kolocep, Lopud y Sipan, ya que los ferrys y excursiones desde la costa permiten sus visitas. En Lopud podremos disfrutar de un ambiente increíble, repleto de cafeterías y tienditas que hacen las delicias de los turistas, pero también podremos disfrutar de sus playas. En Kolocep hay más núcleos habitados, y Sipan es la más extensa siendo históricamente una de las islas elegidas por la alta aristocracia croata para disfrutar de sus vacaciones.

Siguiendo nuestra ruta está la Isla de Mljet, y su famoso Parque Nacional. Un paraíso verde en el que es aconsejable realizar senderismo y poder disfrutar de un paísaje impresionante. Otra opción a contemplar en la visita a Mljet es alquilar un bote para navegar entre sus aguas, y por supuesto llevar las gafas y el tubo para zambullirnos en sus aguas repletas de vida marina. La entrada al Parque Nacional es de pago para poder seguir manteniendo tan bellos escenarios. Hay muchas excursiones para llegar hasta aquí.

La belleza de las Islas dálmatas va en aumento, y os presentamos la Isla de Korcula, famosa por uno de sus habitantes, el viajero Marco Polo, aquí se conserva la casa dónde nació y se puede visitar. La ciudad principal se llama igual que la isla, Korcula, un enclave medieval con numerosos monumentos, un placer pasear por sus calles y visitar edificios cómo la Catedral de San Marcos dónde veremos auténticas obras de arte. La influencia veneciana es obvia en sus edificios, la ciudad sin duda es una mezcla de estilos arquitectónicos que nos invitan a conocer la historia tan importante que tuvo éste lugar. Palacios, iglesias, museos, murallas…todo ésto podemos encontrar en una de las islas dálmatas más frondosas y bellas de la costa adriática.

Tal vez una de las menos conocidas pero más paradisiacas es la isla de Lastovo, convertida en Parque Natural, y un refugio de los que huyen del turismo de masas. El archipiélago de Lastovo alberga más de 40 pequeñas islas e islotes que componen un lugar mágico para los amantes del buceo, aguas transparentes repletas de vida marina.

Y de Lastovo pasamos a una de las islas dálmatas más famosas y tal vez masificada, Hvar, aunque sigue siendo un paraíso para todos los sentidos, es cierto que una de las que más turistas atrae. Las comunicaciones con la costa son muy frecuentes y ésto hace que acudan miles de personas a disfrutar de la belleza de la isla. Además está de moda entre la gente más jóven, y las noches se han convertido en un atractivo para las fiestas más importantes. Los ferrys llegan continuamente al puerto, y los viajeros recorren las calles de la ciudad de Hvar, subiendo hasta la Fortaleza La Spagnola, desde dónde se obtienen unas vistas maravillosas de las las Islas Pakleni. La mejor opción para recorrer la isla es alquilando una moto o bien un coche, los medios de transporte públicos disponen de frecuencias no demasiado fluidas por lo que el alquiler es la mejor opción. Para visitar las Islas Pakleni se puede alquilar un taxi bote y disfrutar del ambiente más hippy.

Uno de los restaurantes que encontramos a pie de costa en la Playa de Palmizana, en las Islas Pakleni

Y ya casi al final de sur de la costa dálmata encontramos la Isla de Vis, la isla de Solta y la Isla de Brac. La isla de Brac, está frente a ciudades cómo Split, por ello su acceso es bastante fácil si reservamos un ferry o lo hacemos mediante una excursión. Uno de sus mayores atractivos es la playa de Zlatni Rat, o el cuerno de oro, se trata de una formación de arena que oscila de forma en función de las mareas y el viento. Sin duda es quizá la playa más fotografiada de las islas dálmatas. En Brac hay un gran ambiente en verano, los festivales copan las jornadas veraniegas, y la gastronomía y los preciosos paisajes atrapan a los viajeros que deciden visitarla.

Junto a Brac, está la isla de Solta, una pequeña isla elegida por los viajeros que alquilan un velero y deciden disfrutar de la soledad de sus aguas, aquí también llegan ferrys pero no con la misma afluencia que a otras islas más famosas.

Vis, tal vez la más alejada de la costa central, pero con una historia increíble, también ha sido durante muchos años una desconocida para los croatas, ya que formó parte de un lugar prohíbido para los visitantes hasta la disolución de la antigua Yugoslavia. Aquí tenía el cuartel general el presidente Tito, por lo que el acceso a la isla era impensable. Gracias a sus viñedos en Vis se pueden realizar rutas del vino, las cuales os recomendamos para degustar los delicados vinos de la zona. Además desde Vis se puede visitar una de las cuevas más bonitas y curiosas de la costa dálmata. La Gruta Azul, en el islote vecino de Bisevo, una excursión muy demandada entre los visitantes.

Al noroeste del Condado de Sibenik continúan las islas de la zona norte de Dalmacia, aquí se encuentran muchas pequeñas islas frente a la costa, algunas no muy conocidas por los viajeros pero con una belleza única, cómo Kaprije, Zlarin, Zmajan, Zirje, Kakan Tijat, Prvic Luka. Y continuando nuestro viaje llegamos al Archipiélago de las islas Kornatiun puzzle de más de 140 islas e islotes que forman en parte el Parque Nacional de las Islas Kornati, un lugar perfecto para visitar en barco, observando la orografía de tan curiosas islas. Practicar buceo, senderismo o escalada en alguna de las islas es todo un lujo, aunque para ello tendremos que solicitar permiso por tratarse de un Parque Nacional.

Dónde los mapas ponen fin a la Costa dálmata encontramos la Isla de Pag, famosa por sus sabrosos quesos de oveja. Una estrecha y alargada isla que alberga en su curioso paisaje milenarias vides que surten a los habitantes de unos vinos espectaculares.

 

Actividades y tours a las islas Dálmatas