Regiones de Croacia

La organización territorial de Croacia se articula en condados, una herencia medieval que tras la independencia del país se reforzó para dividir administrativamente el territorio. Sobre los condados hay una composición regional formada por Dalmacia (la principal zona turística y costera), Istria (península al norte fronteriza con Eslovenia y cercana a Italia), Croacia Central (con la capital Zagreb) y Eslavonia (la menos conocida y oriental de las regiones croatas).

Condados de Croacia
Condados de Croacia

Dalmacia engloba a los condados de Zadar, Sibenik-knin, Split y Dubrovnik-Neretva. Istria la forman los condados de Primorije-Gorski Dotar, Lika – Senj e Istria. En Croacia Central están los condados de Zagreb, Krapina-Zagorije, Sisak – Moslavina, Karlovac, Varazdin, Koprivnica-Krizevci, Bjelovar-Bilogora, Medimurje y ciudad de Zagreb. Y finalmente en Eslavonia los condados son Virovitica- Podravina, Pozega, Brod-Posavina, Osijek-Baranja y Vukovar.

El listado de 21 condados de Croacia es el siguiente

Bjelovar-Bilogora
Brod-Posavina
Ciudad de Zagreb
Dubrovnik-Neretva
Istria
Karlovac
Koprivnica-Križevci
Krapina-Zagorje
Lika-Senj
Međimurje
Osijek-Baranja
Požega-Eslavonia
Primorje-Gorski Kotar
Šibenik-Knin
Sisak-Moslavina
Split-Dalmacia
Varaždin
Virovitica-Podravina
Vukovar-Srijem
Zadar
Zagreb


ISTRIA

Situada en la partenor occidental del país, entre el mar Adriático y el golfo de Kvarner, Istria es el lugar que reúne una gastronomía excelente, sabrosos vinos, hermosos paisajes e importantes huellas de la historia común del Mediterráneo.

Los veranos cálidos y los inviernos suaves caracterizan el clima de la región, típicamente mediterráneo en la costa y que cambia gradualmente hacia el continental a medida que avanza hacia las colinas interiores de Istria. El interior de Istria, también conocida como la Toscana de Croacia por sus colinas llenas de viñedos y olivos, ofrece muchas oportunidades para los amantes de la naturaleza que quieran disfrutar del aire libre.

El profundo bosque de Motovun esconde algunas de las trufas más preciadas del mundo, una adición emocionante a cualquier plato de Istria, así como castaños y espárragos trigueros, conocidos en croata como šparoge.

Para los amantes de la historia, Istria ofrece grandes oportunidades para explorar la historia del Imperio Romano. La península de Istria fue conquistada por los romanos en el año 177 aC y se convirtió en un lugar estratégico para que los romanos ejercieran y mantuvieran el control del mar Adriático. El rico patrimonio histórico y cultural dejado por los romanos aún es claramente visible en dos de los puertos marítimos más importantes de la época. Las ciudades de Pula y Porec aún conservan magníficas ruinas romanas, incluido el imponente Anfiteatro Romano (Pula) y el Castrum romano del siglo II aC (Porec).

ESLAVONIA

Situada a lo largo del río Danubio, Eslavonia es la parte más oriental de Croacia, en la frontera de Hungría y Serbia. Con su clima continental moderadamente cálido y lluvioso, es particularmente rico en agricultura y a menudo es apodado ‘el granero de Croacia’ debido a sus vastas llanuras de cereales y viñedos Graševina, uno de los vinos blancos más apreciados de Croacia.

Los castillos de cuento de hadas dejados por la dinastía de los Habsburgo salpican el paisaje idílico de la región, mientras que la arquitectura barroca austrohúngara caracteriza a las fascinantes ciudades de Osijek, Vukovar y Slavonski Brod.

Eslavonia también tiene largas tradiciones folclóricas, con fiestas tradicionales, vinos de alta calidad (madurados en barriles de madera tradicionales hechos de roble de Eslavonia) y platos tradicionales de Eslavonia, como pescado-paprikash y kulen de Eslavonia (una salchicha hecha de carne de cerdo picada y carne molida condimentada con diversas especias).

DALMACIA

Dalmacia recorre la costa del sur de Croacia. Es una región caracterizada por calas, playas solitarias, islas y ensenadas, apta para las actividades al aire libre como el buceo y el kayak. Los veranos son generalmente cálidos y secos y los inviernos son suaves, especialmente hacia la parte sur de la región.

La pintoresca ciudad de Dubrovnik, con sus famosos tejados rojos y murallas medievales, es probablemente el lugar más famoso de esta parte del país. La ‘Perla del Adriático’, apodo de Dubrovnik, también es muy conocida entre los fanáticos de Juego de Tronos, ya que la ciudad ha sido utilizada para representar Desembarco del Rey, la Capital de los Siete Reinos, con la impresionante Fortaleza Lovrijenac en el show como la Fortaleza Roja.

El Palacio de Diocleciano en Split, la casa de Marco Polo en Korcula, las Islas Pakleni intactas y las cascadas mágicas de Krka son algunos de los muchos tesoros de Dalmacia.

CROACIA CENTRAL

Croacia central es la región entre Istria y Eslavonia con la capital de Zagreb. Aparte de ser la capital y centro económico del país, es un centro cultural con museos y galerías. Croacia central también alberga algunos de los castillos y fortalezas más importantes del antiguo Reino de Croacia y del Imperio Austrohúngaro como el Castillo de Trakoscan- La región de Kvarner se extiende hacia la costa desde el istmo de Istria por Opatija, incluida la isla de Pag, Cres, Krk, Rab, Lošinj y el interior montañoso de Gorski Kotar. El interior de la región ofrece una de las rutas de senderismo más exóticas de Europa, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice. El parque, agregado al registro de Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1979, consta de 115 millas cuadradas de área protegida de dieciséis lagos azules, verdes y esmeraldas que fluyen unos a otros con cascadas y cascadas que crean un asombroso espectáculo natural.

Otros lugares caracterizados por las aguas color turquesa y antiguas aldeas de pescadores son las islas de Krk, Cres, Rab, Lošinj y Pag.