Isla de Hvar

Bienvenidos a la isla más larga del Adriático, la isla de Hvar, cuya superficie es de 297 km2 y en la que habitan unas 11,500 personas. Este idílico lugar se encuentra frente a la costa Dálmata, rodeada de las rutas marítimas del Adriático y custodiada por el archipiélago de las Islas Pakleni. La costa norte es mas abrupta, suavizándose más al este. Los turistas disfrutan del clima suave y soleado de la isla, ya que se jacta de ser quién más horas de sol reúne al año en todo el Adriático.

Vista de la Isla de Hvar
Vista de la Isla de Hvar

Este entorno que huele a lavanda, romero y a pino, plagado de bosques vírgenes y playas de arena blanca, se ha convertido en el lugar al que todo el mundo quiere ir, es una isla de moda, una especie de Costa Azul, dónde muchos pasean sus yates por las cristalinas aguas mediterráneas.

Para llegar a la isla podemos ir en ferry desde Split, además nos permiten introducir el coche en el caso de que lo llevemos, también se puede ir en catamarán. Desde Italia hay varios trayectos que unen Ancona con Split y Pescara con Starigrad.

Qué ver y hacer en Hvar

El encanto de Hvar reside en la mezcla de estilos arquitectónicos, gótico, renacentista y en el protagonismo que la aristocracia veneciana ha otorgado a este lugar.

Para hechizarnos debemos pasear por su ‘Riva’, sus calles plagadas de piedra color marfil y sus numeroso monumentos como la Catedral de San Esteban del S. XVI, con su fabulosa fachada renacentista, que se sitúa en la Plaza principal. Es menester descubrir el Convento de los Franciscanos, el Teatro Antiguo y La Fortaleza Española, llamado así ya que en la construcción del mismo colaboraron algunos ingenieros españoles. La fortaleza originaria se destruyó tras un incendio y posteriormente se reconstruyó con miras a la explotación turística. Podremos averiguar más de este edificio leyendo unos paneles informativos que se encuentran a la entrada.

Catedral de San Esteban en la isla de Hvar
Catedral de San Esteban en la isla de Hvar

Para llegar a este emplazamiento hay que subir una cuesta, desde lo alto podremos sacar las mejores fotografías ya que la panorámica es espectacular, además si queremos recuperar fuerzas podemos tomar algo en un bar situado estratégicamente.

El punto más alto de Hvar es el Fuerte de Napoleón, construido en 1811 bajo del dominio francés, las vistas son increíbles para ver la puesta de sol, para llegar aquí debemos subir por la calle Brusje y llegaremos a la colina donde se sitúa. Hoy en día es un observatorio astronómico.

Playas de la isla de Hvar

Tras pasear por su casco viejo y comprar algún que otro souvenir podéis ir a daros un baño por alguna de sus playas, en concreto en las naturistas.

Playas de la isla de Hvar
Playas de la isla de Hvar

Y es que la isla de Hvar tiene una gran variedad de playas destinadas al nudismo. Una de ellas se encuentra en la pequeña isla de Zecevo, aunque únicamente se permite el baño en verano. Para acceder a aquí es necesario alquilar un barquito desde Jelsa, un pueblo costero que se encuentra frente al islote, en la parte central y costa norte de Hvar.

Isla de Zecevo frente a Hvar
Isla de Zecevo frente a Hvar

Otra de las playas es la de Stari Grad al norte de la isla, a unos 15 km de Hvar, un pueblo marinero famoso por sus poetas. Si acudimos aquí en temporada alta es probable que no haya habitaciones en hoteles, pero es cuando aumenta el alquiler de habitaciones y los lugareños convierten sus casas en improvisados restaurantes que nos ofrecerán como menú pescados, mariscos y carnes de la zona. Muchos viajeros deciden bucear en este lugar de la isla de Hvar.

Al Sureste de Hvar está la playa de Stari y en la isla de Marinkovac, a la que se puede llegar por barco de Hvar, se encuentran las playas de Stipanska y Min. Si optamos por el sudoeste de la isla hallamos la playa de Palmizana y finalmente en la parte más meridional se ubica la playa naturista de Zavala.

Playa de la bahía de Dubovica | © robertharding / Alamy Stock Photo
Playa de la bahía de Dubovica | © robertharding / Alamy Stock Photo

Excursiones desde Hvar

Una de las excursiones por excelencia es a las Islas Pakleni, siempre que tengamos unos días para disfrutar de todo el entorno. Desde el puerto de Hvar podemos alquilar una embarcación, este archipiélago lo forman un grupo de pequeñas islas a las que se denominan del Infierno. Ya que su costa es bastante abrupta las grandes embarcaciones no pueden arribar en ellas. En esta zona es muy típico realizar deportes náuticos como el submarinismo, pesca y natación.

Si eres de los que dispones de una embarcación debes tener en cuenta que los anclajes para yates o veleros están en el puerto de Palmizani con 190 plazas, también el puerto de Soline y Adrilica la Ensenada.

La mayor de este grupo de islas es Santa Clemente con 94 m. y la más pequeña es la de Jerolim con tan solo 22 m.

Actividades y tours en y desde Hvar

Hoteles en la isla de Hvar

La Croacia ofrece información de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Hvar. Otra de las opciones es alojarnos en un camping, uno de los mejores camping naturista es el de Vrboska, rodeado de plena naturaleza, tiene una extensión de 1,7 km. Y capacidad para 500 personas. Tiene todos los servicios para estar cómodos en nuestras vacaciones. Además el pueblo dispone de puerto que dispone de 150 atraques para barcos.



Booking.com

Cómo moverse por Hvar

Las carreteras de Hvar son bastante sinuosas, aunque la ruta principal que conecta a la ciudad con Starigrad es de buena calidad. Las vistas que veremos si hacemos turismo en coche son espectaculares. Una de las peores calzadas es la que desemboca en la costa meridional, Zavala, Ivan Dolac. En transporte público las opciones para moverse son más limitadas, con autobuses cada dos horas más o menos.

Deciros que en Hvar podréis encontrar muchos famosos, ya que se ha convertido en los últimos años en un lugar vip, por ello la revista Traveller lo ha elegido como una de las diez islas más bonitas del mundo, nada menos.

El souvenir estrella de Hvar es la lavanda en cualquiera de sus formas, la isla es una de las mayores productoras de esta planta medicinal, por ello la encontrareis en toda la isla.

Cómo llegar a la isla

Evidentemente la única forma de llegar a la isla de Hvar es por mar, ya sea en ferry o en yate o barco privado. Siendo una de las islas más famosas de Croacia, las conexiones de ferries son buenas y constantes,pudiendoelegir entre el puerto del pueblo de Hvar o el de Stari Grad.

Para los que quieren pasar solo un día en Hvar lo mejor es el puerto del mismo nombre, ya que la frecuencia de barcos es mayor y el viaje dura menos. Si viajamos con nuestro coche de alquiler no hay opción, siendo el puerto de Stari Grad el único donde desembarcan los ferries grandes.

La empresa que gestiona los ferries que llegan a Hvar (y al resto de islas de Croacia) es Jadrolinija . Tiene líneas regulares a Hvar desde Split, Dubrovnik, Drvenik y otras islas.

El trayecto más común para llegar a la isla de Hvar es desde Split, con las mencionadas opciones de catamarán al puerto de Hvar (más rápido y algo más caro) y el ferry a Stari Grad, más lento pero el único que transporta coches.

Desde Dubrovnik sale un barco para pasajeros (no coches) con destino a Split que previamente hace parada en Korcula, Hvar y Brac.

Otra opción es llegar desde Drvenik, sinedo una opción si nos movemos en la zona de la Riviera Makarska. Hay que anotar que el barco atraca en Sucuraj, en el extremo este de la isla.

Finalmente hay barcos de pasajeros desde Bol (isla de Brac), la isla de Korcula.