Zadar

Zadar fue un viejo asentamiento Iliriano surgido hace más de 3.000 años. Las distintas capas de las murallas de la ciudad, sus monumentos góticos, renacentistas y barrocos, atestiguan el pasado tumultuoso de la ciudad. Hoy el centro administrativo, turístico y cultural de la región de Dalmacia. Sus alrededores incluyen cuatro parques nacionales y 1.200 kilómetros de una costa muy pintoresca, salpicada de 300 islas e islotes, bahías tranquilas y totalmente vírgenes.

El istmo donde se asienta la vieja Zadar aún preserva su antigua y gruesa muralla, flanqueada por impresionantes puertas, tales como la puerta del puerto y la puerta del continente, esta última fechada en el s. XVI. Dentro creció una ciudad romana y aún se conservan las ruinas de su viejo foro romano, junto a la iglesia prerrománica de San Donato (s. IX), que es indudablemente el símbolo de la ciudad. Sin embargo, la ciudad también destaca por tener las más hermosas iglesias románicas de Croacia, como lo atestigua la catedral de Santa Anastasia (s.XIII), de marcado gusto italiano, levantada sobre las ruinas de una basílica anterior.

Iglesia de San Donato en Zadar

Foto de Felber

Su exterior destaca por sus arcos ciegos dispuestos y alineados como en dos gradas horizontales, y por su gran rosetón la iglesia de San Chrysogonus (s. XII) y la Torre Campanario de Santa María (1105). Las murallas rodean la parte antigua de la ciudad, que se articula entorno al cardo máximo y decumanus del antiguo asentamiento romano. Destacan las plazas de los tres pozos y la de los cinco pozos, hermosos palacios como el de la de logia municipal, la torre municipal del protector y otros tantos que fueron construidos bajo protección de los cuatro santos patrones de la ciudad: San Simón, Santa Anastasia, San Chrysogonus y San Zoilo.

A lo largo de la historia Zadar destacó por una intensa actividad cultural que se plasmó en acontecimientos como el establecimiento de la primera universidad croata (1396), la escritura de la primera novela croata (1536) y la publicación del primer periódico croata.

Iglesia de San Donato. Es el monumento más relevante de la ciudad de Zadar y en realidad está dedicada a la Santísima Trinidad. Sin embargo, se le conoce con el nombre de san Donato en honor al obispo Donato, de quien se cree que a principios del s. IX, erigió esta iglesia. Fue construida siguiendo los cánones de la tradición bizantina, a principios de la Edad Media. Tiene planta circular pero su apariencia original no ha sido conservada y en la actualidad tiene varios edificios anexados al mismo. Hoy se utiliza como Sala de Conciertos.

Órgano marino. Es obra del arquitecto croata Nikola Basic y se trata de un paseo escalonado artísticamente, realizado con bloques de piedra blanca de la isla croata de Brac (la misma con que fue construida la Casa Blanca de Washington). Su mecanismo subterráneo contiene 35 tubos. El aire, presionado por el agua del mar que entra por el costado de las escaleras, produce acordes que inundan la ronda pública a través de agujeros verticales. Este paseo es contiguo al núcleo medieval antiguo de la ciudad y desde el mismo se obtiene una hermosa perspectiva de la isla de Ugljan.

Excursiones en Zadar

La Croacia ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Zadar