Split

 Nos trasladamos a la región de Dalmacia, más concretamente a Split, el centro neurálgico de la costa dálmata, una ciudad con unos 200,000 habitantes, y sin duda otro lugar clave en nuestro itinerario.

Split, se encuentra situada a casi 400 km de la capital, Zagreb, y basa su economía no sólo en el turismo, del que se nutre en los últimos años, si no tambien de la industria naval, de la viticultura y numerosas empresas que hacen que esta ciudad sea un importante centro administrativo.

Split pertenece a Dalmacia Central y se encuentra rodeado por las cordilleras de Kozjak y Mosor. El clima es mediterráneo con temperaturas de unos 26º en la época estival y con unos inviernos suaves. Desde luego elegir Split para nuestras vacaciones es un acierto seguro ya que es una de las ciudades con un numero muy elevado de horas de sol, con un promedio de 7 horas en invierno y 12 en verano.

Split se encuentra comunicado practicamente con todo el país, es el centro neuralgico en lo que a redes de transporte se refiere, tanto el maritimo como el terrestre. Son muchos los ferrys que enlazan Split con la mayoria de sus islas, conviriendose en un paso obligado para los turistas. Tambien une Croacia con Italia, ya que existe una ruta entre Ancona y Split.
Si volamos a Split estaremos en Resnik, allí se encuentra su aeropuerto.

En la historia de Split no podemos pasar por alto algunos datos que dan carácter a este lugar, así que es de ley saber que el centro antiguo de esta ciudad está unida al Imperio Romano, fue fundada en el S. IV, ya que el emperador Diocleciano, natural de esta zona, hizo construir su palacio para habitarlo una vez se retiró de la vida política, hoy en día es uno de los palacios romanos que mejor se conservan.

Tiene una estructura con planta cuadrada, típica de la época romana, que junto con sus murallas, que en origen median 215m de largo por 180m, hacía del monumento un lugar impenetrable. Para acceder al interior podemos optar por varias puertas, aunque normalmente el acceso está en la Puerta Aurea, para continuar por una calle que se denomina Cardo, mientras hacemos este camino observamos la residencia con mármoles italianos, granito rojo, incluso esfinges egipcias. Por ello en 1979 la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad este palacio.

img_2867

Exterior Palacio de Diocleciano

Otros restos arqueológicos importantes, son el Templo de Júpiter y el Mausoleo de Diocleciano que posteriormente se convirtió en La Catedral de San Diomo, aquí debemos observar el altar ornamentado y el campanario de estilo románico-gótico, mezcla de estilos reservada para aquellos amantes de la arquitectura. Otra de las obras majestuosas que veremos es la de el arquitecto Buvina, que realizó una representación de la vida de Jesús en las puertas de la Catedral.

split

Catedral de San Diomo

Tambien encontramos vestigios de la Edad Media, como en todo el país, uno de ellos es el Ayuntamiento que data del S. XV.

Si os apetece dar una vuelta por el Paseo Maritímo podremos ver algunos monumentos de estilo renacentista como la plaza Republike, que se encuentra muy cerca de la iglesia románica de San Lorenzo y de la Plaza Popolo.

Sin duda esta urbe es el lugar ideal para perderse ya que sus calles son como interminables callejuelas de un laberinto que mezcla diferentes estilos arquitectonicos, y que nos envuelve con el olor a salitre del mar, podemos estar horas paseando por sus ruas visitando las iglesias de SV Nikola y Gospa od Zvonika, así como algunos museos de la ciudad que albergan obras de uno de los artistas más reconocidos de Croacia, Ivan Mestrovic. Algunos de estos edificios son el Museo Marítimo que se encuentra en el interior de una fortaleza del S. XVII, en el veremos numerosos artilugios pesqueros, asi como cartas de navegación de la época.

splitplaza

Plaza Veneciana

Para seguir conociendo mas datos de la historia de Split, podemos visitar el Museo Arqueológico, uno de los mas antiguos de Croacia, fue construido en 1820. Ya en el sigo XX se funda el Museo etnográfico y la Galeria de Arte, creada en 1931. Sin duda vemos que en Split la cultura y el arte son protagonistas.

Split también es lugar para el deporte y es que en 1979 tuvieron lugar los Juegos Mediterraneos, en el que participaron clubes deportivos de todo el mundo. Aprovechando las infraestructuras que se crearon para ese evento, en Split existe una gran oferta deportiva maritima, aunque tambien deportes de tierra como la escalada, tiro etc.
Encontramos cuatro puertos deportivos, Split ACI Marina, el Muelle Spinut, el Puerto Poljud y el muelle deportivo Zenta. El puerto de la ciudad únicamente se usa para transporte de mercancías y pasajeros.

Si queremos acceder a la plena naturaleza tan sólo tardaremos 15 minutos, desde en el casco viejo de Varos, en Marja, allí se encuentra el Parque Forestal, un escenario cuidado al máximo en el que podemos pasear, o ver su zoologico, desde aquí veremos la panorámica de Split en todo su explendor. Podemos subir hasta la cima de Telegrin, una de las mas altas y desde allí veremos las islas de Hvar, Brac, Solta y Vis, además de ciudades como Trogir.
En Abril se celebra en los acantilados de Marjan la Copa Marjan, una competición para escaladores y alpinistas.Una recomendación si teneis tiempo es escuchar conciertos de música en el Peristilo, situado en el Palacio de Diocleciano o asistir a las representaciones del festival Splitsko Iljeto. Así como probar los numerosos manjares que nos ofrece esta tierra, en toda la región de Split, podemos degustar el chorizo Luganige, los buñuelos típicos de Dalmacia, la tarta Makarana, la tarta de Kastel, y todo esto regado con los caldos de la isla de Hvar, los vinos Vugaba y Planicic.

peristilosplit

Peristilo

Resulta bastante difícil encontrar alojamiento en Split, ya que en muchos de sus hoteles se hospedan refugiados y el negocio del alquiler en casas privadas, que se hundió durante la guerra, todavía está intentando remontar. Se puede llegar en avión o en tren desde Zagreb, en autobús desde cualquier punto del país y en ferry desde muchos puertos del continente y de las islas, incluyendo Dubrovnik, Hvar y Korcula.

Pero Split no sólo es cultura, también relajación, para ello podemos ir a la playa de arena de Bacvice, en el centro de la ciudad, existen numerosas calas y playas en las cercanias de Split.
Además el verano nos ofrece multitud de actividades, como el Festival de Verano de Split, con teatro al aire libre, óperas, conciertos etc. que tienen lugar entre el 15 de Julio y el 15 de Agosto.
Los sabado tienen cita numerosos conciertos de música clásica, aunque también existen otros eventos como el Art-verano en el que la musica autoctona es la protagonista o el Festival de Musica Pop Además otras celebraciones culturales son los Días de Marulic que se celebra en Abril, el día del Libro Mediterraneo que tiene lugar en Octubre, el Día de la Santa Cruz, La Muestra de Flores, el Ball de Split, y como no, el Dia de San Doimus, que es la patrona de la ciudad y tiene lugar el 7 de Mayo, se celebra con numerosos actos durante toda la jornada.

Ya en 1894 se edita una amplia guía turística del lugar, dándonos una pista sobre lo que ofrecía a finales del siglo XIX.
En la época estival no resulta muy fácil encontrar alojamiento, por ello os prevenimos para que hagáis vuestras reservas con anticipación, aunque es cierto que el negocio hostelero está en pleno crecimiento y cada vez aparecen nuevos hoteles y hostales para cubrir las necesidades del turista.

Para tomar unas copas en Split, nos tenemos que dirigir a la Calle Majstora Jurja, es una de las zonas con más animación, hay muchos locales, aunque es en verano cuando el ambiente es más numeroso.

La Croacia ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Split