Carnaval de Samobor

La celebración del Carnaval de Samobor proviene desde 1885, una fiesta en la que sus habitantes expulsan los malos espíritus e invitan a la primavera, dejando atrás el frio del invierno. Suele celebrarse en las primeras semanas de Febrero y finaliza con la condena de Fasnik, es un muñeco al que se le acusa de ser el culpable de todos los males, por ello es quemado en la hoguera durante el Martes de Carnestolendas. Esta tradición de ajusticiar al Fasnik se introduce a principios del Siglo XX, así como otros personajes cuya función es entretener al público contando chistes y coplillas sobre la actualidad, personajes como el juez, abogado, la princesa entre otros.

Los ciudadanos de Zagreb y alrededores esperan con muchas ganas este evento, son muchos los que quieren presenciar el juicio al Principe del Caranval, para ello se visten con sus mejores disfraces y máscaras y engalanan la ciudad con banderines de colores. Durante diez días nativos y oriundos disfrutan de actuaciones, talleres para niños, desfiles y carrozas. Y son cientos los niños que participan en dichos desfiles y en actividades como el Srakotrk, una carrera de orientación en la que al llegar a la meta reciben medallas y regalos. Además se pueden reunir en la Carpa del Museo para poder degustar las comidas y bebidas.

Al finalizar el Carnaval se suele realizar un almuerzo en el que los protagonistas son las albondigas de pavo y el vino y de postre unos dulces “Krafla” , una especie de donuts al estilo croata.