Las Islas Brijuni

Las Islas Brijuni se encuentran situadas en la costa occidental de Istria, se compone de 13 islas e islotes abarcando una superficie de 7,5 Km. Dentro de este número de islas, las más importantes son Veliki Brijun y Mali Brijun, aunque también tiene su importancia el islote de Vanga. Su geografía es rocosa con infinitos acantilados de un color rojizo por ello también se la conoce como las islas Rojas. Este color se debe a su suelo arcilloso que le da esta tonalidad. Debido a esta característica se ha utilizado mucho la piedra de Brijuni para la construcción en numerosas ciudades de Istria.

Ya en el Período Prehistórico la gente advirtió la buena ubicación del archipiélago y en una superficie relativamente pequeña empezaron a crear la historia. Si viene a Brijuni encontrará las huellas de la historia prácticamente a cada paso, ya que en la isla hay un centenar de localidades y objetos arqueológicos y valores culturales e históricos que datan aun del Período Neolítico. La unión del mar azul turquesa con el archipiélago verde refrescante es algo de los que toda persona puede sentirse orgullosa y los monumentos culturales son testigos de los tiempos pasados. La blancura de la piedra de Istria, que se halla a lo largo del archipiélago y de las playas acentúa una belleza similar a un collar de perlas.

 738035841_da35914ae4.jpg

Por Dfanton

Brijuni es, a pesar suyo, un lugar extravagante. Además de sus fantásticas calas nuestro hambre de fotografo s epuede saciar con el pequeño tren con un tractor travestido de locomotora que hace el recorrido turístico, o con los escasos elefantes y cebras de su zoo, restos de serie de los regalos que le hacían a Tito sus colegas de los países no alineados. El mariscal pasaba allí seis meses al año, y eso se nota tanto en los edificios y monumentos que recuerdan su fosilizada política como en una galería repleta de sus retratos con gente famosa -Sofía Loren, Isabel II.

 

En las islas Brijuni se encuentra el Parque Nacional de Brijuni y se compone de Veliki Brijun, Mali Brijun, San Marcos, Gaz, Okrugljak, Supin, Supinic, Galija, Grunj, Vanga, Pusti, Vrsar, San Jerónimo y Kozada.

El clima de estas islas es meditarraneo con un promedio de temperatura de 14ºC y un nivel de humedad bastante alto, entorno al 80%. El clima junto con sus características geográficas hace de Brijuni un lugar con gran diversidad biológica y esto hace que sus especies estén protegidas y veladas por el Parque Nacional.

Las encinas son las protagonistas de sus bosques, así como las plantas coníferas que se distribuyen por todo su área, pero también existen plantas en peligro de extinción como el pepino silvestre o la adormidera marina.

La fauna de Brijuni es muy diversa, la liebre europea, el muflón, el gamo o ciervo, estos son algunos de los animales terrestres que campan a sus anchas por las islas, y por el aire encontramos numerosas aves autoctonas, garzas, cigüeñas, gaviotas, golondrinas o cormoranes surcan los cielos de Brijuni. Estos animales conviven sobre todo en la zona más humeda, en los tres lagos que existen en las islas, en ellos encontramos patos, codornices, halcones, buitres y preciosos peces de colores.

 

En las Brijuni, concretamente en Veli Brijun podemos hacer una excursión al Safari Park, un lugar con más de 9 hectaras , en el que desde 1978 podemos disfrutar de animales exoticos que viven libremente como las cebras, antilopes, burros, elefantes, llamas y ovejas somalíes entre otros. Dentro del Safari Park encontramos el Etno Park, es una especie de residencia típica del lugar rodeada de animales domesticos autoctonos. Aquí veremos bueyes, ovejas de Istria, cabras etc. Descubriremos la gran calidad de los lacteos de sus ovejas, que producen un queso muy famoso en la zona que debeis de probar, el Cicarija.

Además de disfrutar de la naturaleza existen otros lugares para visitar, entre ellos se encuentra Belvedere, un mirador de gran belleza que se construyó en 1895 en Brijuni. Este lugar fue creado por Kupelwieser, una de las personalidades que vivió en las islas, un artista que realizó numerosas construcciones, por ello también se puede realizar una visita al Mausoleo de la familia Kupelwieser, dónde conoceremos su historia.

En este lugar dónde la piedra es la estrella no podemos marcharnos sin ver sus espectaculares canteras, como la Cantera de Koch y Cufar, en la primera existe un monumento en piedra en honor a Robert Koch, el cientifico que acabó con la malaria en las islas.

 

Existen numerosas ruinas en las Brijuni, de todas las épocas, una de ellas es la Iglesia de Santa Maria, que durante un tiempo perteneció a los templarios, otro lugar espectacular es el Castrum, que data de la epoca romana, esta villa romana se utilizó para la producción de aceite y vino, ya que se descubrieron bodegas para la conservación del mismo.

En el norte de Verige hallamos Hill Fort, unas ruinas de la edad de bronce que se situan estrategicamente en una colina, se pueden avistar tres murallas concentricas que dan una idea de como era la fortificación.

En la misma ciudad se encuentra la Villa Romana, que data del Siglo I A.c, sin duda una visión maravillosa que nos hace imaginar como era la vida en esta época. Si viajamos con guia nos explicará la función de cada edificio, asi como grandes curiosidades que nos suscitaran estas ruinas, frente al Adriático.

 

La Croacia ofrece servicios de alquiler de coche y reserva de alojamientos en hoteles en Brijuni